14 de mayo de 2016

Un sentimiento sincero jamás muere

El año 2004 será siempre tristemente recordado por los aficionados de uno de los clubes más históricos de Eslovenia, el Olimpija Ljubljana. Aquel amargo año y tras haber saboreado el éxito ganando cuatro ligas consecutivas en los años 90, supondría el fin de los sueños para la armada verdiblanca, que veía cómo la insoportable situación financiera acababa con la vida del equipo al que amaban. Sin embargo, el 2 de marzo de 2005 se fundó un nuevo club en la ciudad de Ljubljana bajo el nombre de NK Bežigrad. Era la resurrección del Olimpija.
Los dragones, como así se conoce a sus aficionados, no dudaron en apoyar al equipo, llevándolo desde la quinta división hasta la máxima categoría del fútbol esloveno en tan sólo cuatro temporadas. Mismos colores, mismo sentimiento y mismo nombre, ya que tan pronto como pudo, el NK Bežigrad pasó a denominarse Olimpija Ljubljana. Pero no misma historia, ya que nunca se ha reconocido que ambos clubes sean el mismo, por lo que aquellas cuatro ligas logradas entre 1991 y 1995 no le son reconocidas al nuevo Olimpija.
Hoy, 14 de Mayo de 2016, el Olimpija Ljubljana se ha proclamado campeón de Eslovenia 21 años después. La primera liga reconocida, la quinta para el corazón de una marea verdiblanca que más de una década después del día más doloroso de sus vidas viven ahora el momento más feliz que un aficionado al fútbol puede llegar a soñar.
Porque el fútbol es especial en cada rincón del mundo.

Fotografía obtenida de: Chelseatalk.co.uk

No hay comentarios: