14 de enero de 2008

Ji-Paraná, estrella del Internacional

Tras la salida en 2006 de Rafael Sobis al Betis, y en 2007 de Alexandre Pato al Milan, el Internacional de Porto Alegre lleva buscando desde verano un jugador que se convierta en el nuevo líder de la plantilla. Uno de los jugadores que más fuerte está pujando por este puesto privilegiado es Junior Felicio Marques Ji-Paraná (11-06-1987), un centrocampista de 20 años que como no podía ser de otra manera llegó a la élite del fútbol brasileño tras su paso por la Copa de juveniles de Sao Paulo en 2005, año en el que fichó por el Corinthians. En su primera temporada tan solo disputó 4 partidos ya que su entrenador confiaba muy poco en él, pero al año siguiente el Internacional lo ficharía por 5 temporadas abriendo nuevas puertas para el joven y talentoso centrocampista, que empezó en el banquillo pero acabó convirtiéndose en uno de los jugadores más valiosos a final de temporada. Lástima que solo se diésen cuenta de su valía en el último tramo liguero que es cuando realmente jugó más. Preparados para la nueva temporada, Ji-Paraná con más ganas que nunca y con la titularidad en el bosillo tiene en sus manos realizar la temporada perfecta para dar el salto a Europa el próximo verano, pues ahora minutos va a tener que es realmente lo que necesitaba para demostrar su calidad y podrémos verlo muy amenudo en el 11 inicial de Abel Braga. El nombre del jugador proviene evidentemente de la ciudad de Ji-Paraná que fue donde nació, aunque no fue allí donde comenzó a darle a la pelota sino en Rondôniase. Hablando técnicamente del jugador, es un centrocampista ofensivo, de mucha técnica y con ganas de mandar, pues tiene aires de capitán. Se caracteríza por su forma de distribuir el juego con gran facilidad buscando siempre a los carrileros en los contragolpes con pases rápidos y precisos, así como por su capacidad defensiva que tampoco se queda corta y lo hace un jugador muy completo. Aunque mide tan solo 1'72 m es un jugador con bastante fuerza y potencia, no es fácil ganarle en los balones aéreos. Otra de sus grandes virtudes es el manejo de la pelota, no importa la pierna que utilize ya que es ambidiestro. Algunos ojeadores ya han puesto sus miras en él y estoy seguro de que si realiza una buena temporada de aquí a verano tendrá muchas novias por Europa.

1 comentario:

Cobain dijo...

vamos betis.
vamos pavone.