24 de mayo de 2008

Fabián Ariel Orellana

Desde hace algún tiempo una nueva generación chilena está irrumpiendo en el mundo del fútbol con gran fuerza. Me refiero a los Toselli, Alexis Sánchez, Vidal, Isla, Fuenzalida... unos jugadores que si en un futuro los unimos al plantel nacional absoluto con jugadores de la talla del "mago" Valdivia, de Matías Fernández, Mark González o Humberto Suazo se va a estar hablando de una selección de primera línea con un potencial altísimo. Hoy les voy a hablar de otra de mis debilidades del fútbol chileno, un jugador que ahora está disputando el Festival Internacional de Toulon con una selección sub-23 chilena donde una vez más está demostrando su enorme calidad. Fabián Ariel Orellana Valenzuela (27-01-1986) nació en Santiago, Chile, país en el que se ha ido formando como futbolista en la posición de delantero. Un punto a favor de este jugador es que debido a su gran calidad puede jugar en el puesto de mediapunta o incluso hacerlo como extremo, aunque su posición natural es la de delantero. El jugador de 22 años comenzó a jugar cuando era un crío en el filial del Colo Colo y de ahí pasó a los escalafones inferiores del Audax Italiano, donde se mantuvo hasta 2006, año en el que iba a ascender a la plantilla del primer equipo. Desde que pasara a formar parte de la primera plantilla Orellana ha disputado unos 100 partidos oficiales entre las competiciones de Chile y la Copa Libertadores y ha anotado más de 20 goles. No es que sea un jugador excesivamente goleador, pero si que es un gran especialista en dar asistencias y en desesperar al rival por la dificultad que resulta quitarle la pelota. Con los pies es un jugador mágico, impredecible. Lo que más me gusta de este jugador es que juega para divertirse y divertir al público y esa idea se la transmite al resto de compañeros. Su principal problema es la altura, apenas alcanza el metro sesenta, aunque no es de nada necesaria la altura para ser un gran jugador, véanse los Messi, Agüero... Orellana es además un amante de los taconazos, vean el partido que vea en el que juegue el chaval de Santiago, ya sea con la selección chilena o con el Audax Italiano contarán un mínimo de 3 o 4 taconazos por partido. La verticalidad de este jugador y su facilidad para driblar a los contrarios es digna de admiración y aunque en Chile ahora es difícil destacar por la gran cantidad de buenos jugadores que están surgiendo últimamente, Orellana no se queda atrás y está comenzando a dar mucho de que hablar. La comparación más reciente hecha a este jugador es con la del "Niño maravilla", Alexis Sánchez, el jugador de River del que les hablé hace algunas semanas. Lo cierto es que el fútbol de ambos tiene síntomas muy similares. El Audax tiene una enorme joya en sus manos, veremos donde acaba, en breve, novias europeas no le faltarán.

5 comentarios:

Arraigoo dijo...

No conozco mucho el futbol chileno aunque ultimamente empiezan a salir jovenes y buenos jugadores de el pero aquí no se habla mucho de el y no se como está el nivel de su liga, crees que podria triunfar alguno de ellos aqui?
un saludo

www.tocaladecara.blogspot.com -vota estadio y concurso Eurocopa.

Pol Gustems dijo...

No conozco al jugador pero por lo que cuentas de él pinta muy bien. En cuanto al futbol chileno, nunca voy a entender como algunas de sus estrellas no acaban de venir o de triunfar en Europa. El mejor ejemplo es Suazo, jugador de Monterrey, que hizo una dupla magnífica en Colo Colo con Matías Fernández y que me parece un jugadorazo. Creo que tiene 27 añis y aún no ha dado el salto. Su golazo en la Copa América este verano me enamoró.

Saludos!

McAlv dijo...

Algo parecido ocurre con el mago Valdivia. Pero bueno, cada vez más jugadores chilenos emigran a Europa tales como Matigol, Mark Gonzalez, Vidal, Vidangossy, Isla y otros tantos y muchos de ellos están comenzando a triunfar. El próximo podría ser Alexis Sánchez si finalmente el Udinese se decide a traerlo de vuelta a Italia.

Un saludo y muchas gracias por comentar.

Dale pelota dijo...

No lo tengo muy visto a Orellana.
Lo que si es cierto es que Chile esta mostrando grandes valores juveniles.
Todos los que nombraste tienen mucho futuro.
Un saludo.

Pablo G. dijo...

He seguido mucho a Audax este año por Villanueva y eso me ha servido para 'descubrir' a Orellana, que tiene un excelente futuro. En Toulon sólo lo vi un partido. Saludos