24 de noviembre de 2007

Lanús, el verdadero fútbol

El día que quieran ver un partido de Argentina no duden en ver a Lanús y no dejen de fijarse en su joven talento Diego Valeri, quien ya se ha convertido junto a jugadores como Sebastián Blanco o José Gustavo Sand en ídolo de la afición de Lanús, la cual siempre les estará agradecida por la gran campaña que están realizando junto al resto del equipo, y es que hoy
día Lanús es puntero en la 1ª División Argentina en el Apertura 2007.


Les hablaré de dos jovenes jugadores de Lanús a los que llevo siguiendo desde que comenzara la temporada (Van 16 jornadas de liga) y que están siendo pieza clave en el conjunto granate dando espectáculo en todas las canchas de Argentina.

El primero de ellos es Sebastián Marcelo Blanco. Se trata de un joven jugador de 19 años que lleva en Lanús desde 2006 pero que es en este año en la que realmente está gozando de continuidad en cuanto a partidos se refiere y que se está convirtiendo en una auténtica perla del fútbol argentino. El jugador nacido en Lomas de Zamora, Argentina, ocupa la posición de centrocampista de carácter ofensivo, aunque puede jugar también escorado a banda derecha debido a su magnífica movilidad. Sus 1'66 metros y 64 kilogramos lo convierten en un jugador muy rápido y sobre todo escurridizo, y es que es en el desborde donde más gusta y destaca este jugador además de su llegada a gol y su calidad para mover la pelota dejando con cierta facilidad atrás a los defensores rivales. Esta temporada suma dos goles y varias asistencias y es caracterizado también por su lucha y entrega que pone en cada partido y en cada balón dividido. Acuérdense del nombre de este joven talento porque, aunque quizás esté aun muy verde y empezando a sonar ahora, podría convertirse en un argentino más con pasaporte a las grandes ligas europeas.

El otro jugador del que quiero hablarles de Lanús es Diego Hernán Valeri. En Argentina lo llaman "la reencarnación de Riquelme" o "el Riquelme granate" por su notable parecido a la hora de hacer lo que mejor sabe, jugar al fútbol, aunque es algo "loco", por decirlo de alguna manera, compararlo con un grande como ha sido y sigue siendo Román Riquelme. Diego Valeri, que juega como volante ofensivo o como segundo delantero, lleva en la entidad de Lanús desde que era un niño y a los 17 años de edad debutaría con el primer equipo en el Trofeo Apertura de 2003 de la mano de Miguel Ángel Brindisi, donde participó en 3 encuentros. Poco a poco se fue acoplando al equipo y ya en 2006 a sus 20 años, comenzaba a convertirse en un jugador importante y revulsivo en el conjunto granate hasta convertirse en titular indiscutible y pieza clave en 2007, año en el que ha logrado dar el salto de afianzarse como la estrella de Lanús junto a Sand y marcando las diferencias a base de regates, asistencias y goles, porque ya suma 5 goles en lo que llevamos de temporada (Habiendo participado en 13 de las 16 jornadas) y con una confianza realmente envidiable, con estos 5 goles mejora a todos sus mejores registros y ahora alcanza un total de 8 goles en 56 partidos, de los cuales tan solo este año en casi todos fue titular. Ahora tiene 21 años y a cada día que pasa su valor aumenta y su nombre más fuerte suena, se habla de que equipos como el Atlético de Madrid, Real Betis y Deportivo de la Coruña. Está claro que estamos ante uno de esos nuevos cracks argentinos de los que tantos y tantos salen y tan buenos resultados dan, muy pronto, con casi toda seguridad, nos resultará más conocido viendolo jugar en Europa.

1 comentario:

Patxi García dijo...

Pues a ver si es verdad y nos llevamos a este crack!!

Un saludo McAlv y mucha suerte con el blog