5 de febrero de 2009

Matías Aguirregaray

Con el Sudamericano sub-20 muy cercano a su final y Brasil con el título prácticamente renovado tras vencer a Uruguay y Argentina, hoy me gustaría hablar de otro de los fantásticos peloteros que componen la selección charrúa, una gran generación dispuesta a dar a Uruguay ese empujoncito que le falta para volver a luchar por cotas más altas. Si hace unos días les hable de Lodeiro, no podía pasar desapercibido tampoco el protagonista de este artículo, un jugador con pie y medio ya en el Udinese para la próxima temporada y con condiciones muy completas para triunfar en el fútbol europeo. Matías Aguirregaray (01-04-1989) nació en Porto Alegre, Brasil, ya que su padre, también futbolista, jugaba en dicho país cuando Matías llegó al mundo. Pese a todo, sus padres son uruguayos y su selección la celeste. Dejando a parte esa pequeña anécdota, Aguirregaray se crió en las categorías inferiores de Peñarol, donde curiosamente comenzó como delantero, pasó a ser volante y ahora juega de lateral derecho y en ocasiones en el extremo. Esa polivalencia de poder jugar por toda la banda diestra es un punto a su favor que siempre agrada a cualquier entrenador. En 2007, apareció por primera vez a nivel profesional y desde entonces ha jugado una treintena de partidos, destacando hasta alcanzar la selección sub-20 de Uruguay con la que está brillando en el Sudamericano, y junto a su compañero de equipo Abel Hernández la próxima temporada viajará con casi total seguridad para jugar en Italia. Aguirregaray es un futbolista fuerte, veloz y muy desequilibrante. Le gusta sumarse al ataque partiendo desde la defensa y se puede tildar de ser un lateral muy ofensivo. Muestra buen criterio a la hora de pasar el balón, una técnica individual bastante pulida y además no se arruga cuando ha de encarar a sus rivales en el regate. Defensivamente actúa de forma correcta, nunca le pierde la cara al rival y es bastante complicado de superar en velocidad. Junto a Coates ha dejado evidente que es uno de los mejores hombres de Uruguay en la parcela defensiva, siempre da seguridad. Por último decir que tiene además un buen disparo con su pierna diestra, en sus incorporaciones al ataque no es extraño verlo alcanzar incluso el área y una vez dentro se convierte en un futbolista con destacable peligro. Hablamos por tanto de un lateral completísimo, con solo 19 años y que solo por 1'5 millones parece que será jugador del mayor cazatalentos en los últimos años como está siendo el Udinese. Un precio insignificante para lo gran jugador que está demostrando ser Aguirregaray, quizás en unos años sea un nombre bastante más sonado, condiciones y ganas tiene para ello.

5 comentarios:

Sergio Santomé dijo...

Me encanta su garra y su potencia física. Va sobrado de físico y es bastante completo, ataca y defienda. Sin duda uno de los jugadores del Sub-20 que más cerca está de llegar a la élite, perfectamente podría jugar en breve en un equipo de nivel medio-alto español, aunque a nadie le extrañaría que se lo llevasen para Udine.

Un abrazo!

josé sellés dijo...

hola, ¿en qué equipo juega y qué nota le pondrías?
No le conozco mucho.
Por favor contéstma en
futbol-chicks.blogspot.com
GRACIAS

Sergio Santomé dijo...

@josé sellés

¿Qué te parece si lees el post? Haciendo eso sabrás en qué equipo juega, ¿tan difícil es?
De verdad que aluciono contigo.

PD: McAlv, perdona por el offtopic.

fefa dijo...

la verdad que juega muy bien, siempre con mucha garra y lo digo porque lo veo segido en peñarol :s
ahora pregunto, que me dicen de coates y el morro garcia?

Horseracing Bookmakers dijo...

la verdad es muy curioso que haya nacido en Brasil y que juegue para la selección de Uruguay y creo que hizo lo correcto en Uruguay tiene más oportunidades que en Brasil