2 de diciembre de 2009

Guillermo Burdisso

Es muy habitual encontrarse en el amplísimo mundo del fútbol a varios jugadores, ya sean dos o más, pertenecientes a una misma familia. Recordamos esa mítica imagen de Kasper Schmeichel retirando a su padre Peter. A futbolistas como los hermanos De Boer, los Neville, los Touré o los Elm. También el hermano de Kaka' juega al fútbol, y el mayor de Higuaín, aunque éstos quizás no sean famosos ni lo lleguen a ser nunca. El fútbol es un abanico repleto de casualidades, casualidades como las que llevaron a jugar a los hermanos Gabriel y Diego Milito en el Real Zaragoza juntos, ahora uno en el Barcelona y otro en el Inter de Milan. Cada vez casos como éstos nos sorprenden menos, porque son habituales, pero por regla general siempre suele destacar un jugador muy por encima del otro, aunque no siempre ocurre así. Desde Argentina he estado siguiendo duranta algunas fechas a los jugadores de Rosario Central, un equipo repleto de jóvenes promesas como Gómez o Braghieri y que siempre ha sido una de las mejores canteras del fútbol de la República. Hace tiempo que el equipo no está en su mejor nivel, pero eso no quita que siga aportando cada cierto tiempo a magníficas promesas dispuestas a alcanzar la meta europea. Hoy me gustaría hablarle de uno de sus jugadores más jóvenes y destacados, otro "hermano" pequeño, en éste caso de Nicolás Burdisso, que a base de buenas actuaciones está llamando muchísimo la atención desde Rosario. Su nombre, Guillermo Enio Burdisso (24-04-1988). .
.

Nació en Los Altos de Chipión, situado en Córdoba, una de las mayores ciudades del país. Con solo 19 años ya comienza a destacar con creces en el mismo puesto en el que lo hace su hermano mayor en la Roma, el de zaguero central. Burdisso estuvo jugando hasta 2006 en el equipo de Los Andes para posteriormente fichar por su actual equipo, Rosario Central, con el que debutó en el Clausura 2009 cuajando una buena actuación tras otra. No tardó en acoplarse al puesto de zaguero y en poco tiempo se ha convertido en un fijo, tanto que en el Apertura 2009 está siendo titular de manera indiscutible. Suma ya más de 30 partidos en Primera División e incluso ha anotado algunos goles en el juego aéreo, una de sus especialidades. Al igual que su hermano posee el pasaporte italiano, un factor muy a su favor por las vigentes normas del cupo máximo de extracomunitarios permitidos en algunas ligas europeas. Hasta ahora no ha formado parte de ningunas de las categorías inferiores de la selección albiceleste aunque cada vez la gente reclama más su convocatoria por la sub-21 de Argentina. Merecimiento no le falta para ser convocado.
.
.

Burdisso como ya decíamos al inicio del artículo es un zaguero central. Su juego viene marcado y sobre todo ayudado por su altura, es un jugador corpulento de 1'87 metros y 86 kilos, toda una mole. Aprovecha su corpulencia para disputarle y ganarle el sitio al rival en los balones aéreos, siempre saltando con potencia y seguridad de que va a llegar al balón antes que el contrario. Preciso en los remates de cabeza, es una arma muy aprovechable en las jugadas a balón parado, donde ya ha marcado varios goles gracias a la inteligencia que demuestra tener dentro del área para saber colocarse y moverse para alcanzar la pelota. Es un fenomenal cabeceador tanto en defensa como en ataque. Rápido al cruce y muy concentrado los 90 minutos de juego demuestra una gran jerarquía y madurez en el centro de la defensa pese a su corta edad de 21 años. Es un jugador que corta los balones con autoridad y que luego sin complicarse en exceso sale al toque en corto con un compañero cercano, pretendiendo no pegar nunca el balonazo salvo en casos ya inevitables. Bien posicionado dentro del área y sabiendo cuando salir junto a sus compañeros para presionar al rival y taparle los posibles remates al arco. En líneas generales un futbolista muy completo en aspectos defensivos, que aporta seguridad y un nivel de regularidad en sus encuentros bastante estable y que además igualmente aporta una cifra de goles por temporada gracias a sus siempre peligrosas incorporaciones al área en córners y faltas para el remate. Lo mejor es que cada día va a más.
.
.

Todavía es poco conocido en el ámbito internacional, aunque sí muy reconocido por una agradecida hinchada de Rosario Central que respira tranquila cuando ven a Burdisso comandando a una defensa hasta ahora rindiendo a un nivel espectacular en lo que va de Clausura y a falta de solo 2 jornadas, con tan solo 12 goles encajados en 17 jornadas disputadas, gracias en gran parte al protagonista del artículo de hoy y bajo mi punto de vista uno de los nombres a apuntar con letra "negrita" entre los más prometedores centrales del fútbol argentino y sudamericano en general. Por el momento parece que solo River Plate andaba algo interesado en hacerse con los servicios del joven jugador, aunque no le doy más de dos años en su país viendo el camino que lleva y si esa línea de progreso de la que puede presumir no se corta de golpe. Veremos como le van las cosas a Guillermo, otro de los "hermanos pequeños" de éste maravilloso mundo llamado fútbol.

3 comentarios:

Nikets dijo...

La verdad que este chico va a llegar lejos, aqui en argentina ya es considerado como uno de los mejores centrales del pais.

Por lo que dijiste de los hermanos tengo una historia para agregar. En argentina hubo un grupo de hermanos, los brown que eran 5 y jugaban todos en un mismo club, creo que en elumni o platense no lo recuerdo, y en un año 4 de ellos integraron la seleccion titular.

Perdon si no tienen nada que ver lo que dije pero me vino a la mente.

Un saludo

McAlv dijo...

Gracias por tu aportación, es un poco lo que vengo a comentar en el equipo, de casualidades está lleno el mundo del fútbol. Desconocía esa curiosa historia de los Brown. También es curiosa la de los Mandanda, una familia de porteros, pero clara, enumerarlas todas llevaría mucho tiempo jaja.

Un saludo y gracias de nuevo por leer y opinar.

Bookmaker Sportsbook dijo...

yo tuve la oportunidad de verlo cuando jugó en Rosario Central y me gustó mucho su talento con el esferico